Servicios digitales pagarán IVA en México

Actualizado: mayo 9, 2020

En México, un país donde los ingresos al erario publico se destinan en forma desigual, generalmente de forma electorera o populista, el anuncio de que finalmente las empresas de servicios digitales pagarán el IVA correspondiente se hace realidad a partir de Junio.

Y es que desde el inicio de la actual administración federal se planteó que las empresas digitales deberían cumplir como todas las demás con las obligaciones fiscales, aunque fuera con mas comodidades, como por ejemplo menores tasas de impuesto.

¿Quien pagará el IVA?

El día llegó, Netflix, Claro Video, PlayStation, y otras que se me escapan a la memoria, entran al mundo de los contribuyentes pero no lo hacen como tales, al menos esa impresión le queda a la mayoría de usuarios.

Netflix por ejemplo ha anunciado que ante sus nuevas obligaciones fiscales aumenta sus tarifas, y esto ha generado una discusión en medios sociales como Twitter, donde los usuarios cuestionan el incremento.

El hecho es que el IVA es un impuesto al consumo, es decir lo paga el consumidor, y Netflix no está dispuesto a aportar ese porcentaje, la solución es ajustar sus tarifas y que en efecto sea el usuario quien lo pague.

Ahora, en el aire está también la duda que tienen varios usuarios acerca de la posible deducción de este impuesto, ya que Netflix no factura, al menos hasta ahora, y bajo que condiciones se haría esta deducción, siendo que la mayoría es un servicio de entretenimiento, mas no de trabajo o de necesidad.

Hordas de bots y granjas de los conocidos como “trolls”, e incluso personajes políticos cercanos al poder han lanzado una fuerte campaña para insultar, en el mejor de los casos, a usuarios con este tipo de dudas o quejas, incluso defendiendo el concepto que se maneja hoy de que estos servicios solo los tienen quienes tienen altos ingresos.

La realidad es que es justo, las empresas deben pagar sus impuestos, quienes ganamos debemos pagarlos, aunque luego volvamos a pagarlos en el consumo, y al final no recibamos los beneficios de pagarlos, mientras los políticos de ayer y de hoy aumentan su consumo y sus bonos politicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *